28 mayo 2008

Engomados de los sobres

Los engomados mantienen la integridad del sobre en los envíos y aseguran la confidencialidad de su contenido. Además, cada tipo de engomado se adapta a un tipo de correo y en algunos casos son imperativos técnicos de las ensobradoras.

  • Múltiples soluciones
El humectable, es el engomado tradicional y el indicado para "mailings" que se van a ensobrar automáticamente, muy extendido también para la correspondencia particular.
El autopegue protegido, hoy muy corriente, por la comodidad y simplicidad de uso, en correspondencia administrativa.
Autopegue y multipegue son dos soluciones cómodas para los usuarios; y el multipegue, en particular, permite la reutilización del sobre, útil para el correo interno y para el franqueo económico.
  • Exigencias distintas
Pero todos estos tipos de engomados tienen unas exigencias de conservación cuando su uso se va a prolongar en el tiempo; las condiciones de almacenamiento deben respetar temperaturas entre 15 y 25 ºC y humedad relativa del aire entre el 40 y 70%.
  • Adecuarse al papel
Determinados papeles condicionan el tipo de goma a utilizar: los "cromáticos" y "tyvek", por ejemplo, que precisan colas apropiadas para el pegado de las solapas laterales y fondo y para el cierre del sobre (autopegue protegido).
  • Servicio de seguridad
Algunos engomados sirven para detectar la apertura del sobre por terceras personas: con el sistema "open plus" y el sistema "detector" se pueden comprobar si el sobre ha sido ya abierto . Muy empleado en los correos internos de seguimiento que pasan por diferentes departamentos en los que el contenido se modifica o cambia, es el "cordel y botón", corriente en EEUU, pero poco utilizado en Europa.

No hay comentarios: