27 octubre 2008

Diseño de folletos

Los folletos, es uno de los elementos que habitualmente encontramos en nuestra correspondencia, dado que por lo general es una herramienta muy utilizada en las empresas para comunicarse con su cliente. Este sistema se denomina mailing. El folleto presenta el producto o servicio de forma detallada e ilustrada, destacando las ventajas y las características de la oferta. Su formato o tamaño, varía en función de las necesidades del producto y del desarrollo creativo.

  • Según la dimensión y plegado del folleto, pueden clasificarse en:
  1. Flayer: Contiene una sola hoja.
  2. Díptico: Compuesto por dos hojas.
  3. Tríptico: Compuesto por tres hojas.
  4. Más de tres hojas: Se clasifican en catálogos.
Los flyers o "Volante" es el término con el que se denomina a aquellos folletos de pequeñas dimensiones y gramajes reducidos y que se utilizan para transmitir información publicitaria sobre productos y servicios de una empresa. Son también los que normalmente se reparten en grandes cantidades, ya sea a los clientes o consumidores que circulan a pie.

  • No hay que confundir con "panfleto", la diferencia está en el contenido y no en el formato.
Un panfleto es un escrito breve, generalmente agresivo o difamatorio. Por extensión se emplea para escritos de propaganda política. No debe confundirse con el término inglés pamphlet, del que deriva, ya que este no contiene las connotaciones negativas del español y se traduce más correctamente como folleto. (Wikipedia)
Como es un folleto publicitario?:




Sin tener en cuenta el número de páginas que tenga, un folleto puede presentar en su formato formas y tamaños muy diferentes, sin dejar a un lado las normas generales de una buena composición.

Los plegados más habituales de un folleto, son el doblado tipo rollo. Se pliegan cada una de las hojas dentro de otra, y para ello es muy importante tener en cuenta el grosor del papel, ya que se nos podría abrir el tríptico y quedaría abierto.



La parte del folleto que se encuentra en primer lugar, es lo que denominamos
"la portada", debe impactar lo suficiente como para que el receptor le despierte el suficiente interés, para leer la información del folleto. El diseñador deberá crear un diseño uniforme y relacionando unas páginas con otras, para evitar que se pierda el atractivo y equilibrio de la publicación.

La información que muestra los folletos, es de forma temporal, y suelen incluirse diseños muy atractivos e innovadores, para que el cliente centre su atención en ellos.

No hay comentarios: