29 junio 2010

Como confeccionar un libro

Muchos pensarán que componer un libro puede ser sencillo. Pero la cruda realidad es que componer o maquetar una buena edición es un trabajo que requiere una experiencia visual y algunos conocimientos en diseño gráfico y tipografía, por suerte existen tipos como Angel Soler,( del blog "Componiendo en cuerpo 9) que lo explica de una manera muy fácil.


En primer lugar hay que elegir los programas de maquetación o autoedición adecuados. Puede servirnos, por poner ejemplos comerciales, el QuarkXPress, el Indesign, o también, el no tan famoso, pero muy práctico Scribus (Software Libre) este es un programa sencillo, bueno, bastante profesional, con una interfaz accesible, pero para algunas cuestiones es demasiado simple.

Una vez elegido el Software, tenemos que plantearnos el número de pliegos que debe ocupar nuestra edición, y ahí viene 'el tira y afloja' de diseñador-autor-imprenta: al diseñador no le importa realmente el número de pliegos que requiere el diseño, -una vez elegido el tipo de letra, el espaciado, la 'mancha de texto', etc., (en circunstancias normales)- solo es cuestión de insertar el texto. Lo que ocurre es que el autor o la editorial quiere ahorrar dinero para cada ejemplar y gastar el menor número de planchas y pliegos posible. Por otro lado la imprenta que, a veces paradójicamente, no tiene ni idea de maquetación, intenta convencer al editor de que debe ser impreso en papel reciclado mate de marca tal y cual, que el texto quedaría mejor a doble espaciado... En fin, barbaridades varias como ya se pueden imaginar.

¿Como calcular el número de pliegos que debe tener una edición?

Aunque a simple vista, como veremos a continuación, parezca complicado, acaba siendo un trabajo sencillo y mecánico. Supongamos que hemos abierto el texto que nos han dado para maquetar, con el OpenOffice u otro procesador de textos, y vemos que contiene (Archivo/Propiedades/Estadísticas/Numero de caracteres) 200.000 caracteres. Supongamos también que lo que queremos maquetar es un libro didáctico típico, por ejemplo, Guía de maquetación para diseñadores, tipo A4 más o menos. Bien, ahora dividiremos el pliego en 16 partes iguales consiguiendo así 16 páginas por un lado y 16 por el otro, es decir 32 páginas por pliego de 100 x 70 como vemos en la ilustración.



Si lo calculamos bien, y dividimos entre cuatro cada lado del pliego respectivamente, cada página medirá 25 cm de alto por 17,5 cm de ancho.

Cálculo de la mancha ideal.

Para este apartado necesitaremos, más adelante, una herramienta de fabricación 'casera' llamada tipómetro. A continuación adjunto un tipómetro en PDF que podréis descargar directamente de mi servidor. Aconsejo imprimirlo, en acetato, al tamaño que está y comprobar que los centímetros están a escala 1:1. TIPÓMETRO.PDF

Teniendo el tamaño de la página de nuestro ejemplo (25 cm de alto por 17,5 cm de ancho) procederemos a hallar la caja de texto, es decir, el tamaño de la columna y la medida de los márgenes que la rodean. Existen diferentes métodos para hallarla: el Método de la doble diagonal, Método de Canon Ternario, Método de Van der Graaf, etc. En este ejemplo usaremos el Método de Rosarivo en base 12, ya que es sencillo y bastante gráfico. Consiste en dividir el formato en doce partes iguales (verticales y horizontales). Una vez dividido apuntaremos lo que mide cada cuadrante (14,5 x 20,8 mm ) y seleccionaremos 9 de estos cuadrantes internos dejando, en el margen interno y superior, un cuadrante y en los márgenes exterior e inferior dos cuadrantes. La ilustración lo explica bastante mejor.



A continuación calcularemos el resultado de nuestra selección multiplicando por 9 el ancho y el alto del cuadrante, que nos dará como resultado: 131,2 x 187,5 mm).

Ya tenemos lo que mide nuestra caja de texto y la posición en la que se encuentra con respecto a la página. A llegado el momento de elegir una tipografía adecuada y la configuración tipométrica que más se adecué al tamaño de la columna, consiguiendo así una mancha tipográfica lo más neutra posible.

Eligiendo la tipografía adecuada

Tal vez sea este el apartado realmente más complejo, ya que requiere conocimientos de tipografía y tipometría que se adquieren, no solo con la práctica, sino con bastante teoría acerca del peso y la anatomía de los tipos. Yo particularmente prefiero usar tipografías con serifa muy ligeras, como la Optima LT Std o la Adobe Garamond Pro. Hay quien usa, para ediciones, tipografías de palo seco como la Arial o la Helvética a pesar de que dejan una mancha tipográfica más oscura y densa. En este caso, ya que se trata de un libro didáctico, usaremos, por salirnos un poco de lo establecido, la Optima LT Std.


La legibilidad de un texto depende de tres factores fundamentales: El ancho de la columna o linea, el tamaño del tipo y el interlineado o distancia vertical entre caracteres. Estos tres factores están intrínsecamente relacionados ya que cuando una persona lee un texto que contiene, por ejemplo, una tipografía de pequeño tamaño, en una columna demasiado ancha y con poco interlineado, puede ocurrir que al saltar de una linea a otra el ojo se pierda y se pierda tiempo también al encontrar de nuevo la línea para continuar leyendo. Existe, para evitar que eso ocurra, una tabla que nos indica los tamaños a usar dependiendo del ancho de la columna o caja de texto y del ancho de longitud alfabética. Esto también ayuda a que, la proporción tamaño texto y ancho de linea, sea lo suficientemente equilibrada como para que no queden 'ríos' en la mancha de texto a la hora de justificar el texto a ambos lados.




El ancho de longitud alfabética es el ancho en puntos que mide un alfabeto (abc[...]xyz) con una tipografía concreta en un tamaño concreto. Para medir ese ancho en puntos son necesarios, el tipómetro y el alfabeto impreso, a diferentes tamaños, de la fuente que debemos usar. A veces la tipografía que usamos, al tamaño que queremos, no se ajusta al parámetro que nos pide el ancho de columna según la tabla superior y es necesario buscar otra y otra. Es por ello que pongo a vuestra disposición un programa que facilita un poco esa búsqueda: LongAlf_installer.zip. LongAlf V.1(2) es una herramienta de Software Libre que permite generar catálogos tipográficos en formato DOC para su posterior impresión en papel y la medición de Longitudes de Alfabeto en diferentes puntos tipográficos.

Download:
FLVMP43GP

Volviendo a nuestro ejemplo, teníamos una caja de texto con un ancho de 131 mm que, pasado a cíceros, nos da un resultado de 29c y 1pt (un cícero son 12 pt y éste equivale a 4,5126 mm). Volvemos a la tabla de "Media de caracteres por linea" y buscamos la coincidencia en negrita de la tabla con el ancho en puntos de nuestra tipografía elegida. Esta coincidencia en negrita nos indica los caracteres que ha de contener ese ancho de columna, en este caso 63 caracteres por linea: 155 pt de longitud de alfabeto.



El siguiente paso es buscar una tipografía a un grado concreto que tenga el ancho de longitud alfabética requerido, en este ejemplo práctico 155 pt. (para ello necesitaremos el LongAlf y el tipómetro impreso).

1º Ejecutaremos LongAlf, elegiremos las fuentes que nos parezcan adecuadas y probaremos, como escribía antes, con la OptimaLT (enlace de descarga). Nos aseguraremos de que solo nos genera el alfabeto en minúsculas (abcdefghijklmnñopqrstuvwxyz) y elegiremos los puntos a generar del 8 al 14, sin saltos. Generamos el DOC.

2º Imprimimos el archivo, a ser posible en papel, y medimos en puntos y con el tipómetro (1 cícero= 12 puntos) cada alfabeto generado hasta dar con uno que se aproxime lo más posible a 155 pt.



Al realizar este ejercicio descubriremos que la tipografía más acertada y adecuada (en este ejemplo) para una buena legibilidad y para evitar ríos y errores de justificación en la mancha de texto es Optima LT a 13 pt. Repito que este es solo un ejemplo pero también podrían salirnos como resultado una Adobe Garamond Pro a 14 pt, una Bauer Bodoni a 13 pt, una Adobe Caslon Pro a 15 pt, etc. Solo depende de una buena elección de la tipografía y un buen cálculo tipométrico.

Calculando el número de líneas por página.
Para este paso necesitamos dos datos fundamentales:
La interlinea, que suele calcularse en porcentajes. La normal y más adecuada es el 120% del grado de la tipografía, es decir, si tenemos una tipografía de 13 pt, su 120% será 15,6 pt. Es decir tendremos un interlineado de 15,6 pt.
El alto de la caja de texto: 187 mm = 498 pt. (1 cícero contiene 12 pt // 1 cícero= 4,5126 mm).
Teniendo estos dos datos solo debemos dividir el alto de la caja de texto en puntos entre la interlinea:

498 pt / 15,6 pt = 31,9 líneas por página (31 líneas reales)

Calculando el número de caracteres por página
Gracias al cálculo anterior podemos saber la cantidad de caracteres por página, sabiendo de antemano, los caracteres por línea y las líneas por página:

65 caracteres por línea x 31 líneas por página = 2015 caracteres por página aproximadamente.

Calculando el número de páginas y pliegos
Si recordamos el principio de esta entrada el texto, que el autor o la editorial nos había dado, tenía un total de 200.000 caracteres. Después de los pasos anteriores, el cálculo de páginas es muy sencillo:

'200.000 caracteres totales' entre '2015 caracteres por página'
=
99,25 páginas (100 páginas totales)

Según nuestro cálculo de división del pliego (16 páginas por cara: 32 páginas por pliego) necesitaríamos para esta edición 4 pliegos, de los cuales, el cuarto pliego se desaprovecharía casi en un 80 % (se desaprovecharía una cara entera y gran parte de la otra.




Solución de este caso práctico: la Óptima es una letra que permite reducir un poco su interlínea sin que su mancha tipográfica se condense demasiado; la solución sería reducirla de 15,6 pt a 15,4 pt. Haciendo esto se aprovecharían los 3 pliegos totalmente sin la necesidad de un cuarto.

Por último no estaría de más crear, con algún programa como QuarkXPress o Indesign, una página modelo rellenada con texto falso Lorem Ipsum, y alejarla de los ojos unos dos metros para comprobar que la mancha de texto es de un gris neutro y homogéneo, y no es demasiado oscura ni densa, ni demasiado espaciada o clara.


Los cálculos anteriores sirven para aprender a calcular el numero de pliegos que puede ocupar una edición simple. Recomiendo probar con otros datos de salida y experimentar con este maravilloso mundo. Puede aprenderse mucho sobre tipometría y tipografía con este tipo de ejercicios.
_________________________________

(1) Pliego: las imprentas se atienen a formatos estándar de tamaño, creo que por economía de trabajo y papel. El diseñador debe tener en cuenta el tamaño del pliego que suele medir 100 x 70 centímetros y en función de eso, y de la dirección de la fibra del papel (que siempre va paralela al lado más largo del mismo) calcular el tamaño de la página, y de cuantas páginas han de caber en cada pliego. (Hay que tener en cuenta que cada pliego tiene dos caras para impresión: puede parecer obvio pero es algo que se olvida en los cálculos). A esta medida estándar se le llama también "cícero, revista", no confundir con la unidad de medida tipográfica, también denominada cícero.
(2) LongAlf: Software Libre creado por Bolosoft y Angel Soler (2009).

Elaborado por Angel Soler del Blog Componiendo en cuerpo 9 | Link

1 comentario:

Anónimo dijo...

Your style is really unique compared to other people I've read stuff from. I appreciate you for posting when you've got the opportunity, Guess I'll just book mark this blog.

Here is my blog A few Budget priced org domain deals